Sara Maturana Abarca

“Llegué a fines del 2014 al CIEC, estaba muy mal, entré en silla de ruedas porque mi enfermedad comenzó en los huesos en el año 2011. Pensaba que esto era lo último que me quedaba, pues en el 2014 ya tenía también cáncer de pulmón.

Me derivaron al Centro del Doctor Aren y en poco tiempo volví a caminar, volví a vivir. Me siento feliz, una persona independiente otra vez. Tengo mucho que agradecer a todos los que trabajan aquí, al doctor y todo su equipo. Son cariñosos, preocupados y muy profesionales”

2017-05-29T09:35:15+00:00