Padres de Inmunoterapia reciben Nobel de Medicina 2018

Los inmunologos  James Allison, del hospital M.D. Anderson de Texas, y el japonés Tasuku Honjo, de la Universidad de Kioto, cambiaron la historia del cáncer.

El director ejecutivo del Centro, doctor Osvaldo Arén, valoró  este merecido reconocimiento y destacó el invaluable aporte de estos científicos quienes cambiaron para siempre, el paradigma del abordaje del cáncer.  

“Durante más de 100 años los científicos han intentado reclutar al sistema inmune para luchar contra el cáncer. Hasta los dos descubrimientos de los dos premiados, los progresos clínicos fueron modestos. La terapia de inhibidores de punto de control ha revolucionado el tratamiento del cáncer y ha cambiado para siempre nuestra visión sobre esta enfermedad”, fundamentó la Asamblea

La inmunoterapia entregó al mundo de la medicina nuevas armas en la lucha contra el cáncer, gracias a las investigaciones de Allison y Honju que se centran en que el sistema inmunitario tiene la capacidad de reconocer y destruir las células tumorales. Sin embargo, el cáncer se acompaña de mecanismos de inhibición que frenan el ataque del sistema inmunitario. Allison razonó que, si se consiguen eliminar estos frenos, se restauraría la capacidad de las células inmunitarias de destruir los tumores. 

Las investigaciones de Honjo se centraron en la proteína PD1, que algunas células inmunitarias despliegan en sus membranas a modo de antena para reconocer a las células del propio organismo que no deben destruir.

Las células tumorales se aprovechan de este mecanismo para exhibir en sus membranas otra proteína llamada PDL1, que indica a las células inmunitarias que no deben atacar.

La nueva generación de fármacos de inmunoterapia ataca precisamente las proteínas PD1 y PDL1 para desmontar este sistema de defensa del tumor. 

Las investigaciones de Allison, por su parte, se centraron en la proteína CTLA-4, que también modula el sistema inmunitario para no atacar tejidos del propio organismo. Aunque otros investigadores se basaron en los trabajos de Allison para buscar tratamientos para enfermedades autoinmunes, él fue el primero que pensó en aprovechar la proteína CTLA-4 para intentar mejorar el tratamiento del cáncer.

La Asamblea Nobel destaca, que Allison y Honjo “han establecido un principio completamente nuevo para la terapia” oncológica y que “sus descubrimientos pioneros consituyen un hito en nuestra lucha contra el cáncer”.

2018-10-01T12:02:22+00:00